Profesionales

Esta sección está dirigida a profesionales de distintos ámbitos que están en contacto con familiares y amigos alcohólicos. Los siguientes artículos servirán para comprender la manera en que Al-Anon y Alateen pueden ser un instrumento útil en su actividad profesional.



Reseña del IV Simposium del Al-Anon y Alateen para profesionales.

El día 31 de marzo de 2014 se llevó a cabo el IV Simposium de Al-Anon y Alateen para profesionales.

En su mensaje inaugural la Presidente del Consejo de Administración de la Central Mexicana de Servicios Generales de los Grupos de Familia Al-Anon, A.C., Catalina C., mencionó que en esta ocasión el Simposium estaría dirigido a los jóvenes, convencidos que de que la familia es el primer centro de atención primaria contra las adicciones y conductas antisociales, es por ello que el propósito de este Simposium es informar a los profesionales que fungen como líderes o dirigentes de las diversas esferas sociales, educativas, judiciales, religiosas, de salud pública o privada y medios de comunicación que se encuentran en contacto con familiares de personas afectadas por el alcoholismo para que de esta manera consideraren a los Grupos de Familia Al-Anon como una alternativa para el tratamiento de las consecuencias del alcoholismo en la familia y una oportunidad para reafirmar los lazos y resaltar el invaluable apoyo a esta hermandad.

El DR. RAFAEL CAMACHO SOLÍS, DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO PARA LA PREVENCIÓN Y ATENCIÓN DE LAS ADICCIONES DE LA CIUDAD DE MÉXICO (IAPA), en su discurso informó que en la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA 2011) se apreció que el 22.3 por ciento de los estudiantes de secundaria y preparatoria presentan problemas de abuso de alcohol.

DR. RICARDO CAMACHO SANCIPRIAN, DIRECTOR GENERAL DE REHABILITACIÓN DEL SISTEMA NACIONAL PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA FAMILIA (DIF NACIONAL), dejó ver que la edad promedio de inicio en el consumo del alcohol es a los 12 años y se tiene conocimiento de casos en que el inicio se da desde los 10 años.

En el tema el tejido social y la familia el LIC. MARTÍN MOSQUEDA VENTURA. DIRECTOR DE PROGRAMAS DE LA COMISIÓN NACIONAL CONTRA LAS ADICCIONES, reveló que la mujer es el pilar de la familia, aunque el uso de sustancias por alguno de sus integrantes afecta de manera importante a todos sus miembros. El consumo excesivo de alcohol por uno de los miembros de la pareja puede agravar las dificultades económicas, los problemas del cuidado de los hijos, la infidelidad y otros estresores familiares. Ello puede generar tensión y conflictos conyugales e incrementar el riesgo de que se den actos violentos entre los miembros de la pareja. Recordó que existen en todo el país 115 unidades de Centros de Integración Juvenil (CIJ) y 332 Centros de Atención Primaria en Adicciones (UNEME-CAPA) para brindar opciones de recuperación a los problemas derivados del alcoholismo.

La intervención del DR. RICARDO IVAN NANNI ALVARADO, PRESIDENTE DE LA JUNTA DE CUSTODIOS DE LA CENTRAL MEXICANA DE SERVICIOS GENERALES DE ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS se centró en destacar la importancia social de la labor que realizan agrupaciones como Alcohólicos Anónimos, Grupos de Familia Al-Anon y Alateen (para los adolescentes) y agradeció a las instituciones que apoyan a los Grupos de Familia Al-Anon y Alateen.

La DRA. REYNA ALMA GUTIÉRREZ REYNAGA, PERTENECIENTE A LA DIRECCIÓN DE INVESTIGACIONES EPIDEMIOLÓGICAS Y PSICOSOCIALES DEL INSTITUTO NACIONAL DE PSIQUIATRIA. Expuso el tema: “La familia como factor protector en la prevención de adicciones durante la adolescencia”; destacó que la familia es el primer ambiente de interacción de todo individuo, es el principal apoyo pero no siempre es positivo. En las 2/3 partes de los casos el alcoholismo puede atribuirse a factores genéticos, mientras que en el resto se debe a la influencia del medio ambiente; a través de la historia familiar del alcoholismo se puede descubrir que lo que afecta a uno de los miembros de la familia, afecta a todos y a la familia como unidad. Es por ello que estructuras de apoyo como Al-Anon y Alateen se han distinguido por figurar entre las principales alternativas para el familiar que ha sido afectado por el consumo de un ser querido o cercano.

La LIC. MA. DEL CARMEN FERNÁNDEZ CÁCERES, DIRECTORA GENERAL DE LOS CENTROS DE INTEGRACIÓN JUVENIL A.C., recalcó que los adolescentes copian modelos de altos niveles de consumo de adultos, por lo que 1.9 millones de adolescentes en nuestro país consumen altas cantidades de alcohol. Sufrir malos tratos en la infancia se asocia a estados de depresión, ansiedad, comportamientos delictivos y violentos y al consumo peligroso de alcohol en etapas ulteriores de la vida, a menudo como mecanismo de afrontamiento, contribuyendo a la repetición de ciclos de violencia y abuso de alcohol, que pueden reproducirse de generación en generación. Dio a conocer que existen Grupos de Al-Anon sesionando dentro de las Unidades Operativas de los CIJ.

La Presidente del Comité Ejecutivo de la Central Mexicana de Servicios Generales de los Grupos Familiares Al-Anon Lourdes María C., finalizó con la clausura de este Simposium recalcando a los profesionales los valioso que es para Al-Anon contar con el apoyo de la comunidad profesional, haciendo un compromiso para mejorar nuestra sociedad al dar a conocer esta hermandad como una opción para los familiares de los alcohólicos que se han sentido devastados por ver sufrir a sus amigos o familiares.



IV SIMPOSIUM DE AL-ANON Y ALATEEN PARA PROFESIONALES

Febrero de 2014.

Los Grupos de Familia Al-Anon, son una importante fuente de ayuda para alguien afectado por la forma de beber de otra persona.A menudo,el problema de la bebida en el hogar, puede reconocerse fácilmente por el comportamiento de los que conviven con el enfermo alcohólico.

Actualmente el alcoholismo se ha convertido en un problema de salud pública que requiere de una atención integral, donde contemple a los familiares y amigos del bebedor problema, es por esta razón que los GRUPOS DE FAMILA AL-ANON Y ALATEEN están organizando el IV SimposiUM para Profesionales “unidos para un fin común”, el cual se llevará a cabo el 31 de Marzo de 2014 en: HOTEL DEL PRADOubicado en: Av. Marina Nacional No. 339, Col. Verónica Anzures, México D.F.

El propósito es dar a conocer la existencia de los Grupos de Familia Al-Anon y Alateen, a la vez que pueda considerarnos una herramienta útil, y una alternativa para el tratamiento integral de las consecuencias de la enfermedad del alcoholismo en la familia.

Para mayor información o para solicitar su registro comunicarse a los teléfonos: 5208 9607, 5208 2170 ext. 112. con Araceli Ruíz y en la dirección electrónica: simposio2014@alanon.mx



¿QUE PUEDO HACER? PREGUNTA UN DOCTOR

Por William C. Van Ost, M.D., F.A.A.P.

Ver a un pequepño apretándose la cabeza o el estómago, escondiendo su verdadero mal... el dolor del corazón.

Escuchar la tensión en la voz de un joven padre riñendo a la enfermera porque el doctor sez tarda, porque un niño está enfermo, porque no se han pagado las cuentas, porque“a nadie le importa”...dejando ver una ira insoportable.

Oler la peste de la ropa sucia colgando del cuerpo de una pequeña víctima de la negligencia de sus padres.

Sentir el vientre de una jovencita mientras solloza contando que su embarazo es producto del incesto.

Paladear las saladas lágrimas del niño que tomas en tus brazos y tratas de consolor mientras examinas los moretones y verdugones ... resultado del abuso de menores.

Estos son los cinco sentidos puestos a prueba. Vista, oído, olfato, tacto y gusto... “cinco facultades para recibir impresiones a través de los órganos del cuerpo humano”. El medico debe recibir información de cada uno de ellos. Debe separarlas y clasficarlas. Debe combinar y volver a colocar estas piezas para encontrar la causa del mal de su paciente. El doctor no puede resolver este acertijo por sí solo. Necesita ayuda.Un médico necesita que se le diga la verdad; necesita conocer todos los hechos. Entonces posiblemente el sexto sentido vital -el instinto- proporcionará la clave de la causa de la destrucción familiar: la enfermedad del alcohólismoResulta trágico pero cierto, que muchas de las escuelas de medicina ofrecen muy poca preparación sobre el tratamiento de la enfermedad del alcoholismo. Hoy en día con cerca de cienyto veinte escuelas de medicina en E.U.A., sólo cuarenta ofrecen cursos que ni remotamente prepararían a un doctor para tratar con los desastrosos resultados físicos, psicológicos y sociológicos, del abuso deñ alcohol. En estas escuelas sólo le dedican unas cuantas valiosas horas a una enfermedad que cobra más de diez millones de víctimas “atrapadas” en una droga socialmente aceptada, pero que causa adicción. Con tan poca formación ¿qué papel esperamos que asuma el médico familiar cuando entra en contacto con un alcohólico o con una familia afectada?Consideren los hechos. En un día común, de acuerdo a las estadísticas, más de la mitad de las camas de los hospitales en los Estados Unidos están ocupadas a causa del efecto directo o indirecto del problema de salud número uno de la nación: el abuso del acohol y el alcoholismo. Los Estados Unidos cuentan con más de cuarenta millones de cónyuges, hijos y otras personas afectadas por los diez millones de alcohólicos de este país. Consideren que de treinta mil casos de abuso de menores y dos mil muertes infantiles por efecto de abusos, reportados en 1976, 34.4 por ciento involucraban al alcohol. Consideren que el veinte por ciento de los divorcios son causados por el alcohol y que el cuarenta por ciento de los casos en los Tribunales de Familia se deben al abuso de alcohol. Estos hechos son brutales pero verdaderos.

La mayoría de los médicos son muy buenos para tratar los efectos del alcohol en el cuerpo. Somos hábiles en el tratamiento de pacreatitis o enfermedades del hígado causados por la bebida. Pero cuando se trata de hablar con los pacientes acerca de su problema de alcoholismo, la mayoría de los doctores sienten que están haciendo una acusación, no un diagnóstico válido. Todravía hoy en día se escucha el término “alcohólico reformado”. ¿Hablamos de un “cardíaco reformado” o de un “diabético reformado”? El alcoholismo o es un problema moral, es una enfermedad. Si la mayoría de los médicos se sienten perdidos cuando tratan de dar consejos a las familias y amistades preocupadas ¿Qué puede usted hacer? ¿Qué puedo hacer yo? ¿Cómo podemos ayudar a resolver el dilema?

A pesar de las dudas, sospechas y medios, este libro deberá asegurrle que si existe ayuda. Todos pueden participar. A menudo una familia que ha sufrido el abuso y la vergüenza, oculta la verdad y niega la razón de su insoportable dolor. Déle a su doctor la oportunidd de ayuidarle: cuéntele todos los hechos.

Cada vez más médicos han encontrado que el mejor camino para la recuperación física, mental y espiritual de la familia afectada por el alcohol, es a través de la participación sincera en Al-Anon y Alateen. Pero en caso de que su doctor indique que no tiene contacto con estas hermandades, comparta su apereciación de estos “caminos de esperanza”. Eecríbale, mándele literatura y hable con él acerca de la sabiduría, el valor y la serenidad que pueden alcanzar al participar en estos programas.

Aquellos médicos afortunados que conocen Al-Anon y Alateen deben compartir su conocimiento con colegas que no tengan entrenamiento en este respecto, utilizando los medios a su alcance. Podemos resolver nuestr dilema, Podemos demostrar que realmente nos preocupamos del alcohólico y en igual medida de sus familiares. Juntos, a través de la hermandad Al-Anon y Alateen, podemos ofrecer los medios para sanar las heridas.

El Dr. Van Ost se dedica a la práctica privada en Englewood, New Jersey; es Vocero de la Acacemia de Pediaytría Americana y Presidente de su Sucursal de New Jersey. Es cofundador del Instituto Van Ost para la Vida en Familia, un organismo no lucrativo para los alcólicos y su familias.

DEL LIBRO AL-ANON SE ENFRENTA AL ALCOHOLISMO Páginas 43 a 46



ALATEEN, ¿POR QUE REFERIR? EL PUNTO DE VISTA DE UNA PSICOLOGA

Por Patricia 0´Gorman, Ph. D.

Los médicos rutinaria y frecuentemente entran en contacto con los hijos de alcohólicos. Puesto que existen aproximadamente veintiocho millones de hijos de alcohólicos, ya sea adolescenes, adultos jóvenes, adultos y personas maduras, sería difícil no entrar en contacto con ellos. La cifra de veintiocho millones puede ser baja, dado que una reciente encuesta nacional una tercera parte de los hogares reportó que el alcoholismo era un grave problema de salud que afectaba a toda la familia.*

Esto indica que los médicos tienen una gran responsabilidad en determinar si sus pacientes han sido afectados por el alcoholismo de uno de sus padres u otro pariente cercano (como hermanos) y deben tener conocimiento de los recursos comunitarios existentes para el tratamiento del alcoholismo en los miembros de la familia. Para los médicos que tratan a los adolescentes, el mejor recurso comunitario será Alateen, el equivalente a Al-Anon para jóvenes.

Los Grupos Alateen funcionan a la par que los grupos de apoyo e infomación. Los miembros adultos de Al-Anon actúan como padrinos adultos. El papel del padrino es facilitar la organización, y en ocasiones la deliberación grupal. Los grupos eligen a un miembro para que sea el presidente, y éste decida el tema a tratar y dirigir la reunión. Las reunines de grupo a menudo enfocan uno de los Doce Pasos o Doce Traciciones de Al-Anon. Las deliberaciones hacen que cada uno de los miembros particípen, que en su turno relatan su experiencia personal sobre el tema. De esta manera se minimiza la dinamica intersubjetia dado que los miembros se concentran en el tema máas que en la persona que habla. A menudo se motiva a los miemros a participar en más de un grupo, aunque la experiencia demuestra que particularmente los adolescentes sólo asisten a un grupo con el que sienten un vínculo mayor.

Alateen pude ser de gran utilidad para el terapeuta que trabaja con el hijo o hija de un alcohólico. Alateen no solo ilustra al adolescente acerca de la enfermedad del acoholismo, sino que puede servir como un gran recurso terapético, para revelar sucesos que deben ser tratados con psicoterapia. Más aún, posee la ventaja de introducir al adolescente a un grupo de apoyo y afecto a la par.

PRINCIPALES VENTAJAS DE ALATEEN PARA EL ADOLESCENTE

1. Tratando con un pariente de alcohólico:

La razón principal para referir a Al-Anon es el hecho de que el adolescente está enfrentando sucesos que surjen del contacto directo con un padre o un pariente cercano alcohóico.

Esto generalmente se manifiesta en la protección del padre alcohólico o el no aocohólico; en el rechazo a ver que el padre alcohólico o el no alcohólico tiene un problema, o en la ira hacia uno o ambos padres. A menudo los adolescentes se definen a sí mismo como el mayor problema de la familia. Alateen les ayuda a confrontar y eliminar esa falacia.

2. Aprendiendo acerca del Alcoholismo:

En Alateen los adolescentes intercambia sentimientos acerca de la convivencia con un padre o un miembro alcohólico de la familia. Son libres de explorar la compleja enfermedad del alcoholismo, en cuanto les afecta, al compartir con los de su edad la experiencia y efectos de crcer en una situación familiar alcohólica.

El padrino actúa como adulto no amenazante pero con conocimiento, a quien poderse dirigir en caso de necesitar ayuda para comprender, por ejemplo: como se siente ser la pareja no alcohíolica de un alcohólico, como pueden ser conflictias la lealdad al esposo y a los hijos, o qué significa crecer en un hogar de alcohólico y abandonar éste.

3. Superando el aislamiento y aprendiendo habilidades sociales:

Otra razón para referir a un adolescente a Alateen, es que en el proceso de estar con un grupo de jóvenes comenzaran a disminuir el aislamiento, el miedo y la vergüenza. Lo que es más Alateen ayuda a los adolescentes a aprender habilidades sociales de comunicación al estimularlos a franquearse con sus amistades al tratar este doloroso y crucial problema. Uno de los problemas de los adolescentes de un hogar alcohólico, es que por sí mismos a menudo se encuentran gente de su misma edad con quien platicar acerca de sus padres alcoholicos. Mientras más obsesionados estén con el alcoholismo lo más probable es que dejen de compartir con los de su edad.

VENTAJAS SECUNDARIAS DE ALATEEN PARA EL ADOLESCENTES

1.Aprendiendo de sus semejantes:

La información acerca del alcoholismo se enfoca desde un punto de vista imposible de equiparar en una sesión de piscoterapia individual. La información sobr el alcoholismo se obtiene de los similars en edad:

Los adultos están ahí para ofrecer estructura y guía, pero no necesariamente para ser la fuente principal de información. La adolescencia es una etapa en la que los jóvenes aprenden más rápido de sus semejantes. Los adolescentes a menudo ven la información dada por uno igual a ellos, como más valiosa que la proporcionada por un adulto.

2.Repitiendo la información:

La estructura del grupo Alateen permite que la misma información se vea desde muchos puntos de vista. Esto permite que el adolescentes tenga más tiempo para interiorizar emocionalmente la información. Existe un dar y recibir de información que permite al adolescente que tenga mayor dificultad con algún aspecto en particular a seguir regresando, ya sea dentro de la estructura formal de la reunión, o después de ésta, con uno de su edad o con uno de los padrinos adultos.

3.Aprendiendo en un ambiente sano:

Los grupos se manejan en forma no amenazante y brindando apoyo. Esto permite a los adolescentes discutir temas entre sí con plena libertad. No existe el ridículo. El no entender o pedir ayuda adicional es permisible.

4.Aprendiendo más acerca de los sentimientos:

Los grupos fomentan la reducción de la intelectualidad y un incremento a la atención en los sentimientos. La estructura de los grupos permite que sus miembros pasen de la adquisición de información básica a centrarse en cómo se sienten acerca de la información que se proporciona. Esto es importante porque este tipo de proceso va mucho más allá de lo que podría cubrirse normalmente dentro de un programa escolar. Los programas escolares son en la mayoría de las comunidades, la única otra fuente de información acerca del alcoholismo abierto al adolescente.

5.Agilizando el proceso psicoterapéutico:

El cambio y la aceptación de la responsabilidad personal, son los temas principales de Alateen. Alateen por la misma estructura de las reuniones, permite al adolescente comenzar a quebrantar las resistencias a verse a símismo en forma más objetiva. Se lleva un registro personal como parte normaldel programa, el programa ayuda a los jóvenes a aceptar la responsabilidad personal. Como consecuencia experimentan un creciente control sobre su vida al liberar el control que realmente nunca tuvieron sobre el alcohólico o sobre el padre no alcohólico o sobre cualquier otro familiar. Los tremas de cambio y responsabilidad son reforzados durante toda la reunión, motivando así al individuo a reflexionar más sobre sí mismo.

6.Obteniendo el apyo de los de su edad para observar el uso personal del alcohol y las drogas:

Dentro del grupo otra preocupación sería el uso del alcohol y las drogas por elpropio adolescente. Aunque éste no es el enfoque primordial de Alateen. El hecho de que los miembros examinen el uso del alcohol el los padres,tiende a promover el exámen de su propio uso de drogas y alcohol.

De esta manera un adolescente puede obtener apoyo de los de su edad para acabar con el principio de patrones malsanos del uso del alcohol y las drogas.

7.Aprendiendo habilidades de liderazgo:

A través de estas experiencias con orientación a la par, los jóvenes pueden comenzar a aprender habilidades de liderazgo. El aprendizaje estructurado en forma similar, la necesidad de tener un presidente de grupo que decide los temas y que dirige la discusión, y el hecho de que como beneficio secundario elindividuo domina asuntos clave y luego los comparte con otros, todo esto fortalece las habilidades de liderazgo. De esta forma la conceptualización del yo se reafirma, mientras los sentimientos se redefinen.

8.Una ventaja secundaria de Alateen para el especialista en terapéutica:

El hecho de que Alateen fije su atención en el adolescente al manejo del alcoholismo, permite al especialista en terapéutica dirigir su atención a otros problemas relacionados, cuando surja la necesidad. Dichos problemas pueden fluctuar desde el mal desempeño escolar hasta el deseo compulsivo de obtenerexcelentes calificaciones, enfermedades psicosomáticas y depresión, compòrtamiento peligroso, difiultades con la ley, y aislamiento social.

PAPEL DEL ESPECIALISTA EN TERAPÉUTICA

1.Conocer la localización del grupo:

El médico necesita saber en donde se localizan los grupos de Alateen pues resultaría verdaderamente perturabador para el proceso terapéutico referir al adolescente a un grupo que ya no existe. Si se necesita información, el médicopuede llamar a Intergrupos Al-Anon par que se le propocione una lista de grupos activos.

2.Superar la resistencia inicial a asistir a las reuniones:

Inicialmente muchos adolescentes rehúsan unirse a un grupo de jóvens que hablan de un tema que les produce vergüenza. El papel del médico puede ser elde un motivador versado en la materia. Durante este proceso pueden suscitarsetemas relacionados con el miedo, vergüenza y los problemas de la edady que necesitarán ser resueltos como parte del proceso terapéutico.

3.Motivar la asistencia a más de un grupo:

Los grupos pueden variar en cuanto el grado de interés que el adolescdene tenga en ellos. Es importante que el terapeuta motive al adolescente a asistir amás de un grupo con el fin de descubrir en cuál de ellos se siene mejor.

4.Para los terapeutas que son hijos adultos de alcohólicos:

Si el terapeuta es hijo adulto de un alcohólico, resulta crucial que éste haya superado el impacto que el alcoholismo de sus padres tuvo en su vida. Este es un asunto de extrema importancia pues, al tratar un adolescente cuyo padre es alcohólico, el terapeuta tendrá que aboradar muchos de los sucesos de su propia niñez u adolescencia, que si no han quedado resueltos, puede que impida el progreso del tratamiento del adolesciente.

USOS ESPECIALES DE ALATEEN EN UN LUGAR DE TRATAMIENTO PARA RESIDENTE

Hoy en día Alateen es considerado uno de los principales reursos en cuanto a programas de residencia para adolescentes.

Se estima que aproximadamente el setenta por ciento de los jóvenes que viene por medio del sistema de tribunales para la familia y que se les instala lejos de su familia, proceden de un hogar alcohólico. En estos casos a menudo existe una larga historia relacionada con servicio social y con organismos para la protección del menor. Sin embargo, es difícil encontrar una familia a la que se le haya propuesto una solución, ya no digamos se haya referido a los menores al programa Alateen a causa del alcoholismo de uno de los padres. La mayor parte de las veces los problemas del menor son el único foco de atención del sistema. Cuando el padre aún habita en el hogar se crean muchas dificultades tanto para el menor como para el organismo. Por consiguiente Alateen puede ser un recurso mjuy eficaz como programa terapéutico o de residencia. En un ambiente así el adolescente llega a enter que hay una gran cantidad de jóvenes con problemas similares. No sólo resultan importantes las ya mencionadas ventajas de Alateen para dichos jóvenes, la participación en Alateen tambien ayuda a hacer que el problema del alcoholismo se vuelva un hecho más visible dentro del ambiente familiar.

Patricia O`Gorman es Doctora en Filosofía, connotada conferencista y autora de materiales educativos concernientes a la juventud y el alcohol, se dedica a la práctica privada como psicóloga en East Greenbush, Nueva York.



AL-ANON Y LA BUENA SALUD MENTAL

Por daniel J. Anderson, Ph. D. Y HAROLD a. SWIFT, A.C.S.W

¿Qué quiere decir buena salud mental? Los expertos utilizan expresiones tales como “sentir confianza en si mismo”, “esar a gusto consigo mismo”, “estar interesado en el otro y ser considerado” y “ser capaz de hacer frente a las necesidades de la vida”. En lo que se refiere a la vida familiar, los ideales serian descritos como ser el sostén, ser cooperativo, flexible, tolerante y confiable. Desde luego, la gente está muy lejos de alcanzar estos ideales en sus vidas personales y familiares pero algunos lo logran, por lo menos en parte, de vez en cuando. Sin embargo para una gran cantidad de personas que viven el problema del alcoholismo, estos momentos de satisfacción personal y vida familiar placentera resultan muy escasos y de corta duración. Las vida les resulta poco feliz y en ocasiones la felicidad no existe en absoluto.

Desde el punto de vista del profesional de la salud mental que trabaja con familias de alcohólicos, los Grupos de Familia Al-Anon son una bendición, dado a que proporcionan un programa modelo asequible, practicamente en cualquier lugar, y que maneja las necesidades de estas personas perturbadas, con prescisión, simplicidad y en forma muy completa. Por supuesto, algunos necesitan asesoría adicional, pero los Grupos de Familia Al-Anon deben reconocerse como la fuente principal de ayuda.

Al-Anon ofrece algo que el terapeuta no puede proporcionar: apoyo especial y el bienestar de la hermandad con quienes comprenden el alcoholismo en sus muchas manifestaciones. El hecho de compartir experiencias con otros y el recibir su aliento libera la angustia y la duda interna, la amargura y el dolor y los medios que tantas veces atormentan a las familias de alcohólicos. Ernest Kurtzal escrbir sobre Alcohólicos, describe una dinámica central de hermandad que también describe a la hermandad Al-Anon. Dice que cuando estas personas se reúnen, experimentan la “honestidad compartida de la mutua vulnerabilidad reconocida abiertamente”. La repetición continua de esta experiencia en las reuniones de AA y Al-Anon, aunada al esfuerzo de vivir en casa de acuerdo al Programa de Los Doce Pasos, resulta de tal manera reafirmante y rehabilitante para los espíritus perturbados, que desafía toda explicación. Recobran la habilidad para reflexinar sobre sus vidas basándose no únicamente en los problemas sino en su solución.

Una vez que la hermandad les proporciona esperanza y hace que renazca su fe, los miembros de Al-Anon obsevan un cambio dramático en la persona que más obviamente necesita ayuda, Al-Anon incita a sus miembros a examinase ellos mismos:¿cómo es que inconscientemente se han convertido en sus propios enemigos (y del alcohólico también) mientras luchaban por ayudar a otro? Este proceso de autoexamen es fácil para algunas personas: El mensaje de Al-Anon les parece una luz que se enciende. Sin embargo, para la mayoría de las familias, el aprender a ver cómo sus ansiedades, enojo, resentimiento y preocupación por el problema de otro lo agrava y mantiene en vez de resolverlo, resulta un proceso largo y lento. A lo largo de este proceso se les tiene que recordar continuamente a través de la hermandad Al-Anon, que han hecho lo mejor que podían en ese entonces. Ha de recordársele a la familia que cualquiera hubiera hecho lo mismo, dadas sus circunstancias. La misión de Al-Anon es ayudar a la gente a salir adelante y esto se lleva a cabo sin recriminación al alcohólico, o a la familia o al pasado. Acabar con la culpa es esencial.

Una vez que los miembros de la familia han vuelto a aprener a reflexionar sobre lo que está pasando en sus vidas, una vez que puden ser realistas y optimistas al mismo tiempo y una vez que han comenzado a observar con cierta exactitud cómo ellos mismos se han involucrado en el problema del alcohólico, Al-Anon estimula a sus miembros a seguir la guía de los Doce Pasos que les ayuda a tener menos ansiedad y a prestar atención a su vida cotididana ¿Quién podría pedir más de un programa para restablecer la salud mental?

Pero Al-Anon es mucho más que un buen programa para la salud mental. La hermandad, junto con los principios universales que respalda para una vida correcta, puede conducir a que la gene tenga una nueva apreciación de la vida. El título de este libro es sumamente adecuado: Al-Anonse enfrenta al alcoholismo, sin pestañear. El objetivo del programa de Al-Anon es vivir la vida plena y felizmente.

Un elemento clave para tener una nueva visión de la vida es el desprendimiento con amor. Este es un terreno que el profesional apenas debe tocar y donde la hermandad Al-Anon puede moverse con mayor confianza. Al-Anon incita a sus miembros a entender que no tienen el poder de cambiar a otra persona. Esto es muy difícil de comprender a fondo, especialmente cuando la persona está en en gran problema y todos lo saben. Qué puedan amar a un alcohólico -aunque tengan que dejarlo si fuese necesario- pero que no puedan hacer que el alchólico sea diferente, es una terrible y al mismo tiempo maravillosa verdad.

Paradójicamente, el desprendimiento con amor, ayuda a que la gente descubra su propia vida espiritual, al comprender que ellas también están en manos de un Poder Superior. El espiíritu de hermandad y compañerismo es esencial para el proceso de aprendizaje, y el entendimiento se puede observar en los hogares de los miembros de Al-Anon.

El desprendimiento emocional ayuda a la gente a conocer una forma de amor más elevada de la que pudieran haber conocido cuando estaban preocupadas por el alcohólico, siempre tratando de adivinar el siguiente movimiento, el siguiente desastre. Tratándo de mantener al alcohólico fuera de problemas, agradándole, alentándole a recobrar su persona -todo ello son actos de amor-. Pero ¿no se requiere de un amor más grande para ayudar únicamente cuando es verdaderamente necesario y, finalmente, permitir que el alcohólico conozca las consecuencias de su comportamiento? Al-Anon cree que sí. ¿Cómo es posible establecer el límite entre lo que se ha de hacer para mejorar la situación y lo que no se puede hacer? Al-Anon incita a sus miembros a reflexionar con el corazón acerca de esta pregunta.

El amor se vuelve desesperación cuando la gente no pueda reconocer, hasta qué punto el ayudar a otros, ha sobrecargado su carga de responsabilidad. Al-Anon pide a sus miembros que cesen de diseñar obsesivamente nuevas estrategias para tratar al alcohólico. En cambio, cada reunión durante la Oración de la Serenidad, se recuerda a los miembros que reflexionen sobre la diferencia entre las cosas que pueden hacer para ayudar a otros y las que no pueden hacer -especialmente con aquellos a quienes más aman.

Una vez que se ha establecido la diferencia, los miembros de la familia comienzan a sentir mayor confianza en sí mismos y, como consecuencia, son más pacientes con las personas que aman, más tolerantes. Se vuelve más capaces de tomar decisiones correctas para sus vidas.

Daniel J. Anderson, Doctor en Filosofía, es Presidente Emérito del Centro Terapéutico Hazelden, Center City, Minnesota. Ha trabajado en el campo del aocolólismo por más de treinta años y es conferencista nacional e internacional.

Harold Swift es Presidente de Haselden y miembro de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de St. Louis. Es miembro del Comité Técnico y del Consejo de la Comisión Mixta para la Autorización de Hospitales y miembro de la Junmta Diectiva de ADPA y NAATP.

DEL LIBRO AL-ANON SE ENFRENTA AL ALCOHOLISMO Páginas 22 -25.